martes, 23 de marzo de 2010

LA CEREMONIA DE LA PACHAMAMA. Pintura de intensión Muralista. Ciudad de Berazategui.

La ceremonia de la Pachamama se realiza el 1º de agosto. El día anterior se inician los preparativos en cada una de las casas de las familias que aún practican esta ceremonia. Pueden existir algunas variaciones en los distintos lugares, pero la finalidad es la misma: el agradecimiento a la tierra.



Esta pintura de intensión muralista, la realicé en el 2006 durante el 2° Encuentro Argentino – Mexicano de muralistas en la ciudad de Berazategui Provincia de Buenos Aires. La Técnica de la obra es Esmalte Sintético sobre aglomerado y las medidas son de 1,83m X 2.6m.

SOBRE LA CEREMONIA DE LA PACHA:

La Pachamama es la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobrevive con fuerza en casi todas las regiones de la provincia.
Aún la gente que profesa intensamente la fe católica, continúa venerando a la Pachamama, como siglos atrás lo hacían sus antecesores.

Muchas son las ceremonias en su honor: cuando comienza la siembra y la cosecha, en las marcadas y señaladas de la hacienda. Pero el homenaje principal se observa durante el mes de agosto, especialmente el primer día del mes. La ceremonia comienza a horas muy temprana, con el saumerio de la vivienda. Cerca del medio día empiezan a llegar los invitados del dueño de casa, entre ellos vecinos, compadres.

Luego de los saludos y bienvenidas, comparten un almuerzo. Luego de la gran comilona, llega el momento de la esperada ceremonia: se trasladan hasta el centro del patio, donde se procede al cavado de un hoyo, o recavado y se da de comer y de beber a la Madre Tierra, depositando hojas de coca, chicha, alcohol y cigarrillos.
Luego se procede al tapado del hoyo, enterrando, en algunos casos, botellas de alcohol y vino; y para completar la ceremonia, los presentes se toman de la mano para expresar el espíritu de hermandad que reina, y en rueda danzan alrededor del hoyo ya tapado, al son de la caja, flauta y la copla.





NOTA:

Lamentablemente, no puedo informar el sitio donde se encuentra esta obra que fue donada por mí a la municipalidad de Berazategui y confiada a un colega que era el organizador de estos eventos en dicha ciudad.
En los encuentros de muralismo a los cuales siempre con mucho gusto asisto, todos los muralistas "por lo general", se pagan sus pasajes para llegarse a los lugares adonde se celebran, dejando además un hijo (obra), sin cobrar un solo peso, lo que habla de una gran vocación por el arte público y de un respeto por este tipo de eventos.
En los encuentros serios se respeta al artista informando el lugar de destino de sus obras para que éste, pueda, entre otras cosas, tener un control del estado de sus obras y volcar estos datos a su currículum vitae.
Los artistas, somos en mayor o menor grado gente sensible y respetuosa de nuestro trabajo y del ajeno. Lamentablemente las tres veces que asistí, dos de ellas en Berazategui y una en Quilmes, que justamente fue organizada por el mismo colega, en todos estos años no recibí ni una carta o foto dándome la ubicación de mis obras.
Muchas veces para el artista organizador, pasa a ser mas importante el organizar el evento para sí y sus intensionalidades políticas, que para los artistas y el pueblo.
Esto lo confirma.

No considero que el artista deba estar golpeando puertas o preguntando adonde están sus obras, creo que la información debe ser enviada aunque sea por cortesía mínima desde la organización.


En cuanto al resto de los encuentros organizados por otros colegas y amigos, solo tengo palabras de agradecimiento y un apoyo incondicional, porque han sido respetuosos de mis obras.

1 comentario:

  1. Nunca pudimos sentarnos a charlar seriamente sobre lo que vos planteas, tal vez haya sido tu relación con Bauk cuando formaban parte de la misma agrupación. Lamento que sea este tipo de situaciones las que nos unan. Te mando mi solidaridad.

    ResponderEliminar